Cuatro consejos para animar la lectura

Septiembre 17, 2019 Por VivaLeer

Conquista a tu audiencia compartiendo relatos de forma efectiva. ¿No sabes cómo hacerlo? Aquí te contamos cómo utilizar adecuadamente los recursos vocales y gestuales que están a tu disposición. Por: Camila Rey, asesora de proyectos de la región de O’higgins.

Al compartir relatos en voz alta solemos centrar nuestra atención en el libro, desde la materialidad hasta su contenido, sin embargo, una animación lectora efectiva también requiere que el narrador mantenga la atención de la audiencia durante toda la lectura. ¿Cómo lograr esto? Algunos recursos vocales y gestuales te pueden ayudar a cautivar a los oyentes.

Lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal es muy importante a la hora de realizar una animación lectora, ya que a través de pequeños gestos y detalles podremos potenciar efectivamente la lectura que compartiremos, involucrando a quienes nos escuchan.

El contacto visual nos permite compartir información de manera directa, retomar la concentración en el oyente si se ha distraído o simplemente compartir un momento de intimidad en el cuento, mientras los gestos faciales y corporales nos entregan una amplia gama de posibilidades para enriquecer nuestro relato, transmitiendo aquellas emociones o sensaciones que nos indica la historia.

Por ejemplo, en el conocido libro álbum de Maurice Sendak, “Dónde viven los monstruos”, cuando el protagonista deja su hogar y describimos a los monstruos con los que se encuentra, podemos enfatizar su descripción mostrando nuestras garras, nuestros dientes, recorriendo con la mirada a la audiencia cuando le decimos que “movieron sus ojos terribles…”.

Las onomatopeyas

Si queremos sumar puntos a la hora de animar la lectura, una forma de potenciar la atmósfera que se quiere otorgar a la narración es el sonido: las onomatopeyas pueden ser nuestras mejores amigas como cuentacuentos. Imitar el sonido de los animales o de objetos que irrumpen en la narración genera automáticamente un acercamiento más real a la historia, siempre y cuando se utilice de manera dosificada y no agotemos este recurso.

En historias como “Ananda: El elefante thai” de Mº Eugenia Coeymans, podemos apoyar el relato tal como nos sugiere la imagen con el barritar del elefante, de modo de acercar más el personaje y jugar un poco con la audiencia.

Entonaciones para jugar

Dar una intencionalidad a la narración a través de las inflexiones y matices expresivos de la voz, ayuda a dar vida al relato, a diferencia de una voz monótona que puede cansar y dispersar la atención de los oyentes, especialmente los más pequeños. Algunos consejos al momento de utilizar tu voz:

– Los tonos bajos o graves se utilizan para finalizar fases, dar instrucciones, credibilidad, poder, generalmente asociado con la figura de autoridad.

– Los tonos altos o agudos se utilizan principalmente para realizar interrogaciones o cuando ocurre una situación sorpresiva.

“Mi amigo libro” de Kirsten Hall, es un libro muy interesante que nos permite trabajar varias entonaciones, en este caso, un ejemplo del uso de tonos agudos para las exclamaciones e interrogaciones para potenciar la animación lectora.

La magia del ritmo y volumen

El ritmo es un elemento equilibrador, organiza la acentuación, duración, pausas y es un aliado fiel a la hora de animar lecturas. El ritmo pausado suele generar tristeza, cansancio, apatía; mientras que una lectura con mayor velocidad en su ritmo, nos provoca sensaciones de alegría, premura, entusiasmo e interés.

El volumen de la voz, a su vez, es una de las características principales a la hora de contar un cuento, narrar una historia o cuando hablamos en voz alta, ya que es la intensidad de la voz y ésta debe ser audible para el/la o los receptores.

– Un volumen bajo suele transmitir actitudes como tristeza, timidez, sumisión o para finalizar afirmaciones.

– Un volumen elevado puede inducir seguridad, rabia, dominio y también se utiliza para finalizar preguntas.

Toma en cuenta estas sugerencias a la hora de contar un cuento y apóyate en estas simples técnicas que te hemos presentado: lograrás una animación lectora más eficiente con mejor recepción, motivarás la imaginación, interpretaciones, creatividad y la concentración e interés en la lectura.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Postula tu colegio aquí