Cumbres borrascosas

Junio 30, 2020 Por VivaLeer

Una historia de amor y odio que se escribe en un de los parajes menos afables de la literatura… "Cumbres borrascosas" te conducirá a un mundo trágico, intrigante que oscila entre el bien y el mal, impactándote por la intensidad con la que te envuelve y seduce.

Escrita por Emily Brontë en 1847, utilizando el seudónimo masculino de Ellis Bell, para complacer a los cánones ligados a la escritura de la época, Cumbres borrascosas destaca por su estilo en la ufanía de sus personajes. Una historia con seres egoístas, vengativos y ruines, mostrando el lado más oscuro de la naturaleza humana.

La narración comienza con la llegada del sr. Lockwood a la finca Cumbres borrascosas, integrando al lector a través de una detallada descripción del escenario que será preponderante en la historia. Como su nombre lo indica, es un lugar poco afable, que encierra la vida trágica y tormentosa de Heathcliff y su amada Catherine (en algunas traducciones llamada Catalina). Sobre él nos iremos enterando más a fondo, en la medida que la sra. Dean ‒quien en el pasado fuera responsable de los cuidados de los niños en el lugar‒, cuente las historias a su patrón (el ya nombrado sr. Lockwood), delatando a Heathcliff como un hombre fuerte, rudo, de sentimientos y modales poco amables.

Heathcliff es un huérfano recogido de las calles londinenses por Thomas Earnshaw, quien lo cría y educa con el amor propio de un padre, incluso mayor al que tiene por su propio hijo.  Pero este favoritismo hace gozar a Heathcliff de un orgullo y un estatus que es envidiado por su “hermanastro” y la esposa del sr. Earnshaw; quienes aprovechan la muerte del padre para hacer todo lo que está en sus manos, con tal de humillar y vengar las injusticias que, en su razón, son provocadas por el intruso. Ante esto, el dolor y la soledad se apoderan de nuestro personaje, quien solo encuentra consuelo en su amada Catherine, hija del sr. Earnshaw. Pero ella es orgullosa y a pesar de corresponder los sentimientos de Heathcliff prefiere censurarlos, por su falta de clase y propiedad.

Cuando el joven se da cuenta que jamás podrá estar con Catherine, porque rechaza su naturaleza, decide marcharse de Cumbres borrascosas… El paso de los años entonces nos anuncian un clímax en el que Heathcliff regresa convertido en todo un señor, adinerado y poderoso, dispuesto a destruir a todos lo que alguna vez lo humillaron y le arrebataron aquello que por mérito le correspondía.

La historia de estos personajes extrae parajes autobiográficos de Emily Brontë, quien en su vida no pudo disfrutar de ciertos placeres por ser mujer o por su origen humilde. Además, fue humillada en múltiples ocasiones por los señores a los cuales trabajaba como institutriz. Vivió gran parte en Yorkshire ‒lugar que inspira el escenario de su obra‒, donde el viento, la nieve y el frío no dan tregua, siendo un lugar poco amigable para disfrutar del aire libre. La autora, además, tuvo una vida marcada por la muerte, ya que su madre y sus hermanas mayores quienes la cuidaban, mueren a manos de la tuberculosis, enfermedad que también acabaría con su vida un año después de publicar su única novela. Su hermana Charlotte es quien rebela la verdadera identidad de los hermanos Bell y otorga a Emily el mérito de su obra, de peculiar estilo victoriano y considerada por muchos como una obra de estilo gótico.

“Cumbres borrascosas”, dirigida por William Wyler en 1939.

Es tanta la fuerza de los personajes de Cumbres borrascosas que se ha adaptado al cine en múltiples ocasiones, alrededor de cuarenta filmes, en versiones inglesas, rusas, mexicanas, japonesas, etc. La primera de ellas, dirigida por William Wyler en 1939, aunque con un marcado estilo norteamericano es considerada un clásico. Por otro lado, la favorita del público, siendo una de las más fieles al texto es la de 1992, dirigida por Peter Kosminsky. La más reciente entrega a la pantalla grande es la de 2011 dirigida por Andrea Arnold, una versión que hace pocas referencias a la historia original, por lo que obtuvo una fría critica por parte de la audiencia.

Cumbres borrascosas es una novela que no puedes dejar de leer. Si gustas de historias apasionantes y llenas de intrigas, posee una importante carga psicológica en sus personajes que te hará dejar de lado las propuestas de protagonistas íntegros. La envidia, desazón y deseos de venganza en esta peculiar historia de amor, te harán disfrutar la lectura en todo momento, dejando esa sensación de vacío cuando llegas al final.

Si aún no has leído Cumbres borrascosas este es el momento y puedes encontrarla en la Tienda virtual de Copec, como parte de la nueva colección de libros de Viva Leer.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Postula tu colegio aquí