Al paso con Pedro Prado

Noviembre 3, 2020 Por VivaLeer

Compartimos con ustedes una nueva entrevista #alpasocon el reconocido dibujante e historietista Pedro Prado. Siete preguntas sobre bibliotecas, música y libros que nos acercan un poco a los gustos del ilustrador del más reciente cuento digital ““Piñoncito”, reversión del cuento clásico “Pulgarcito”, encontrado por Verónica Herrera en los archivos de la Biblioteca Nacional de Chile y adaptado por Pablo Álvarez.

¿Cuáles son tus bibliotecas o librerías favoritas? Alguna que sea importante por ser la primera que recuerdas. 

En mi infancia setentera, mi primer recuerdo de biblioteca es esa cosa terrible de transformarla en lugar de castigo. El que se portaba mal era enviado a leer, mira qué cosa terrible. Así es que mi primer recuerdo grato de algo así como una biblioteca eran los libros de mi padre. No era la biblioteca de un niño, ahí estaban sus intereses sociales, políticos pero también los de un hombre que en algún momento de su adolescencia liceana fue conocido como dibujante, así que entre esos libros conocí en mi más temprana infancia las fábulas de Esopo y Rebelión en la granja, de George Orwell, ilustrada ‒inolvidablemente para mí‒ por Lino Palacios.

¿Con qué autor o ilustrador te gustaría sentarte a tomar un helado?

Con el “Negro” Fontanarrosa o Mordillo, que ya se nos fueron, para hablar de dibujo y fútbol. Ambos maestros y apasionados por ese tema. Pero sobre todo me gustaría sentarme a tomar un helado con cualquier adolescente, niña o niño que se apasione por dibujar y se encuentre en esa etapa de la vida que está pensando a qué dedicarse y recibiendo esos terribles consejos que recibimos en esa edad. Me gustaría juntarme a tomar ese helado con cientos de jovencitas y jovencitos para poder decirles “confíen en sus fuegos… es hermoso”.

Roberto Fontanarrosa. Créditos: Infobae.com

¿Cuál sería la banda sonora de tu libro favorito?

Un libro al que vuelvo siempre es El Señor de los Anillos, pero ya tiene su banda sonora. A veces cuando vuelvo y vuelvo a Sobre la estrella, de Moebius, lo acompaño de la banda sonora que Vangelis hizo para la película Blade Runner (1982). Es una buena pregunta. ¡Muchos cómics y libros ilustrados deberían traer su banda sonora! , y los hay, como 1968-2008 No borren nuestras huellas, ese hermosa obra de Tardi que trae un disco con canciones de Dominique Grange.

¿Qué libro, autor o autora lees una y otra vez?

Como les dije anteriormente, vuelvo y vuelvo a El Señor de los Anillos, de  J. R. R. Tolkien, a veces me pillo citando diálogos en las más variopintas conversaciones. “Un corazón leal puede tener una lengua insolente”, ¡mira que belleza! Pero en los últimos años La guerra de las salmandras, de Karel Capek se ha vuelto un libro que permanece en mi velador constantemente. Es un relato maravilloso.

¿Qué prefieres para trabajar, café, té o mate?

Creo que lo único de lo que sufro cierta adicción en mi vida es al café, sin embargo, porque ya no soy un lirio y tiendo al insomnio, está reservado para una taza muy temprano en la mañana y otra para después de almuerzo. Para el trabajo es el té, mucho té.

¿Qué libro sueñas con ilustrar?

Rebelión en la granja, sin duda.

¿Qué libro no sale de tu velador?

Además de los ya nombrados El Señor de los Anillos, La guerra de las salamandras, la novela gráfica Ardalén de Miguelanxo Prado es una obra que vuelve y vuelve siempre. Una joya. Aunque evito leer cómics o novelas gráficas de noche porque termino con más ganas de ponerme a dibujar que de dormir. Últimamente estoy leyendo a Paul Virilio, Cibermundo, un gran tema y Tengo miedo torero, de Pedro Lemebel.

Si fueras un personaje, ¿quién te gustaría que te escribiera o ilustrara?

Me encantaría ser un personaje escrito por Hernán Rivera Letelier e ilustrado por Massimiliano Frezzato. Sus narigones, barbones de ojos grandes serían de todo el gusto de mi narcisismo, como el protagonista de su secuencia “La rosa” de su libro Memories of land.

“Piñoncito”, cuento digital ilustrado por Pedro Prado.

Lee y disfruta el nuevo cuento digital “Piñoncito”, adaptado por Pablo Álvarez y Pedro Prado, aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Postula tu colegio aquí